Colegio Padre Esteban Gumucio, en La Granja, tiene nuevo pabellón

Fuente: Comunicaciones Iglesia de Santiago - Por José Francisco Contreras - Fotos de Nibaldo Pérez

Un moderno recinto destinado a la Enseñanza Media se bendijo el pasado viernes junto a toda la comunidad educativa de ese establecimiento, perteneciente a la Corporación Educacional del Arzobispado de Santiago, en la comuna de La Granja. El nombre del colegio obedece a la importancia de la figura del padre Esteban Gumucio en esos sectores, donde fundó a mediados de la década del 60 la parroquia San Pedro y San Pablo.

La directora del colegio, Carolina Silva, indicó que el nuevo pabellón permitirá al colegio ofrecer enseñanza básica desde pre kinder a primero medio, como lo hace hoy, hasta llegar progresivamente a cuarto medio en el 2021. El centro educacional tiene 450 alumnos, es gratuito y está ubicado en la población Joao Goulart, donde, dijo la directora, “atendemos de manera inclusiva a muchos niños que vienen de diferentes sectores de La Granja”.

Carolina Silva expresó que este logro es “maravilloso, porque le damos la oportunidad a muchos de nuestros niños de continuar sus estudios, además de retenerlos, porque cuando terminan octavo básico a tenemos el peligro de que deserten”. La directora adelantó que a partir de 2020 tendrán una carrera técnica: redes y telecomunicaciones, a partir de tercero medio, “una carrera que no se imparte en la comuna, por lo que será muy atractivo para los estudiantes”, señaló.

Magdalena Aninat, directora ejecutiva de la Corporación Educacional, dijo que la bendición de este pabellón la quisieron hacer en la semana del natalicio del padre Esteban Gumucio, porque él, “con su acogida, solidaridad y compromiso con las personas y la Iglesia, ha inspirado el camino y formación de esta comunidad educativa”.

Por su parte, Montserrat Jordán, representante de los alumnos, con nueve años estudiando desde primero básico en este establecimiento, manifestó: “Este nuevo pabellón es sin duda una oportunidad enorme para nosotros los alumnos, para que podamos seguir con nuestros estudios hasta terminar el cuarto medio con una carrera técnico profesional”.

Finalmente, la secretaria regional ministerial de Educación, Bárbara Soto, destacó la meta de esa secretaría de “volver al sentido de lo valórico” y el apoyo que ha recibido del Arzobispado de Santiago en esta labor.

Terminado este acto y antes de bendecir el recinto, el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, se refirió al texto evangélico sobre la afirmación de Jesucristo de que los cristianos están llamados a ser luz y sal en la sociedad. “La presencia de este colegio en este lugar de La Granja quiere ser luz y sal, lo cual es un regalo que Dios Padre nos da a través de su Hijo Jesús, que es luz del mundo y es la sal que da sabor”. Luego, invitó a que el regalo que significa este edificio “les recuerde siempre el regalo que somos cada uno de nosotros para los demás, siendo de verdad luz y sal en el lugar donde vivimos”.

 

A %d blogueros les gusta esto: