“La humanidad del padre Esteban fue más fuerte que cualquier ideología”

Compartimos entrevista aparecida en el periódico Encuentro de la Iglesia de Santiago durante el mes de octubre.

 

Por Patricia Abarca Aguad, notaria actuaría Causa Esteban Gumucio

La causa de beatificación del padre Esteban Gumucio ha tenido avances en El Vaticano, mientras que en Chile se estudian dos posibles milagros.

Uno de los rasgos más significativos del sacerdote Esteban Gumucio (1914-2001) fue su prudencia. El mismo cardenal Raúl Silva Henríquez le pidió en alguna oportunidad integrar algunos espacios de reflexión porque confiaba en su capacidad por mantener el diálogo. Como muchos sacerdotes en la época de dictadura, no se quedó de manos cruzadas y actuó para enfrentar la dura realidad social que se vivía, sobre todo en la zona sur de Santiago donde estuvo gran parte de su vida como sacerdote de la congregación de los Sagrados Corazones (SSCC).
Él mismo recuerda en una entrevista realizada pocos años antes de su muerte, que frente a la cesantía de esos años nacieron los comedores solidarios casi espontáneamente: “Los niños no tenían qué comer en sus casas y tampoco les daban comida en la escuela. Montamos los comedores, que fue una experiencia bien notable y que se originó a partir de las mamás con problemas. Recuerdo que para el primer comedor me conseguí una cocinita de dos platos y una olla grande; después pasé por todos los almacenes chicos, los recorrí todos, y les pedí que dieran un poquito, un kilo a la semana o lo que fuera. Pasé a la carnicería y las señoras se organizaron para ir a La Vega a pedir (colaboraciones). Por otro lado, conseguíamos alimentos de Caritas. El primer comedor que se organizó fue en el pasaje Tocopilla, en un centro de madres. Pronto vino otro, y otro más. En poco tiempo se formaron once, con 1.200 niños cada día”.

Hacia 1978, por su conocido talento para crear letras de música religiosa, como “El peregrino de Emaús”, el padre Esteban, daría vida a la Cantata Caín y Abel por los Derechos Humanos, solicitada por la Vicaría de la Solidaridad para celebrar el Simposio Internacional de los Derechos Humanos, convocado por el cardenal Silva Henríquez en noviembre de ese año. Ella hablaba solo de esperanza: “Creo que detrás de la bruma el sol espera/creo que en esta noche oscura duermen estrellas/creo en la nobleza del hombre de Dios imagen/y en la voluntad de los hombres que se levanten/no me robarán la esperanza, no me la romperán/el árbol que han herido pronto renacerá”.

Contando historias

Estos rasgos, y otros tantos, han hecho que su figura sea un modelo de santidad para la Iglesia chilena. El 2010 se introdujo la causa de beatificación y canonización en El Vaticano y hoy ya está nombrado el relator de la Congregación para la Causa de los Santos que deberá confirmar la heroicidad de las virtudes del sacerdote también conocido como Tata Esteban. El postulador general de la congregación de los Sagrados Corazones, David Ried, sacerdote irlandés que vive en la Casa general , ubicada en Roma, cuenta que este paso es importante, pues cuando el relator redacte la “positio”, que contiene todos los testimonios de las personas que conocieron en vida al padre Esteban, el papa tendría que confirmar si sus virtudes fueron heroicas y lo nombraría “venerable”, que es el paso anterior a convertirse en beato, previa confirmación de algún milagro por su intercesión.

Para el postulador general, el testimonio de la gente que conoció al padre Esteban, y que fue testigo de cómo transparentaba el evangelio de Jesús, es el pilar fundamental de su fama de santidad. “Es necesario conocer la narrativa de la gente que vivió junto a Esteban y que tuvieron la experiencia de acercarse al evangelio de Jesús a través de su figura. Cuando ellos cuentan la historia de Esteban, también relatan parte de sus propias historias. Las personas que lo conocieron, presenciaron de cerca su humanidad. Y creo que la humanidad del padre Esteban fue más fuerte que cualquier ideología. Esas historias son las que debe recoger la Iglesia para confirmar la santidad del padre Esteban Gumucio”. Por su parte en Chile, el vice postulador de la causa, Rafael Domínguez SSCC comentó que se están estudiando dos posibles milagros para presentar ante El Vaticano.

A %d blogueros les gusta esto: